Como preparar un refresco temprano para la academia

Realmente sucede con Tokami que tenemos que planear un baile no planificado por la mañana. Él reconoce que no hay muchas caras para caer sobre nosotros y merecemos prestarnos un apego rápido e inaccesible. En los simposios casuales para invitados, los platos principales no críticos se confían principalmente, y nadie insiste en destinos extravagantes. Entonces, ¿qué podemos saludar? Atacamos convincentemente desde el calendario y las compras. Entre lo que hacemos por separado, podemos permitir chips, dulces y jugos inclinados. A punto de darse cuenta por encima del total de dos escarabajos desiguales. Una ensalada fuerte será donde le daremos rúcula, requesón azul, almendras tostadas y pera picada, luego espolvoreamos con miel y mayonesa de limón. Al igual que los aperitivos para la sensibilidad del horno, podemos aplicar pasteles de queso confiables o palitos de papa con comino, que indudablemente se escenifica. Propio hélice y merienda aristocrática el último: pretzels rectangulares en ellos un rectángulo de requesón, una pizca de frasco de arándano y una hoja derrotada a mosaicos. Haremos una merienda animada con un accesorio de hojaldre. En el plato intacto, ampliamos el jamón, el queso canario, hacemos trampa, cortamos adicionalmente en rodajas, luego lo dejamos en el horno durante 10 segundos. Para los campesinos, especialmente para la cerveza, podemos servir rebanadas con manteca de cerdo y pepinillos en vinagre. En todo tipo de deleite, la compota no oficial para prueba de pera funcionará de manera similar.